Páginas vistas en total

Bienvenidos al Blog de David de Pedro






No sé como habéis aterrizado en este blog, pero poco importa, estáis aquí y os doy la bienvenida. Espero que paséis un rato ameno porque es de lo que se trata y que aprendáis tanto de mis errores como de mis experiencias, que compartáis la realidad y opiniones a ojos de mis personajes para que los entendáis más. A veces son reivindicativos, a veces muestran ese Mr. Hyde que en un momento dado todos llevamos dentro.

Hasta el momento de su publicación, os dejo con un pequeño aperitivo, el book trayler de mi novela. Como siempre, os invito a que hagáis vuestros comentarios, que mejorarán con mucho este blog.

Soy consciente que vuestro tiempo es oro, y por eso os agradezco vuestra atención. Como dijo Benjamin Franklin: Si el tiempo es lo más caro, la pérdida del mismo es el mayor de los derroches.

Volved cuando queráis.

Gracias,


David de Pedro




P.S.: Por cierto, aquí tenéis el link de La Revelación de Qumrán en Amazon, y si no tenéis kindle y lo queréis leer por ordenador, os podéis descargar el software clicando aquí. También podéis visitar mi nueva página web: www.daviddepedro.com

sábado, 25 de febrero de 2012

Coctel explosivo: I.E. + Pensamiento Lateral, ¿Quieres un sorbo?

Cuando era pequeño, quería ser arqueólogo. Siempre lo tuve claro. Pero si una cosa he aprendido con el tiempo, es que por encima de todo hay que ser creativo. La creatividad y la imaginación sirve de mucho en la vida... desgraciadamente no es una asignatura que se dé en los colegios. Todos sabemos lo útiles que son las matemáticas, la lengua, la historia... pero ¿y el crecimiento personal? ¿Donde se enseña? ¿Quién lo enseña? ¿Los padres? ¿Cuando muchas veces no son capaces de solucionar sus propios problemas porque no saben comunicarse entre ellos de una manera proactiva? ¿Los profesores? ¿Quién?. La respuesta es fácil: Nadie. Nadie nos forma en el crecimiento personal, cada uno se busca la vida con más o menos acierto, cuando esta sería la base de cualquier formación, juntamente con la educación, creatividad, imaginación, humildad y la cultura del esfuerzo. Porque tened claro esta realidad... el más inteligente académicamente hablando, no tiene porque tener éxito en la vida. Entendiendo por éxito a todo aquello a lo que uno quiere aspirar, y no a lo que la sociedad entiende como tal.
 
Hay un concepto que inició sus andaduras en 1985 y que en los últimos años ha ido cogiendo más fuerza, lo han bautizado como Inteligencia Emocional (I.E.). Para partir de una base académica, definamos los puntos en los que se basa:

  • Percepción y expresión emocional: reconocer de forma consciente nuestras emociones e identificar qué sentimos y ser capaces de darle una etiqueta verbal.
  • Facilitación emocional: capacidad para generar sentimientos que faciliten el pensamiento.
  • Comprensión emocional: integrar lo que sentimos dentro de nuestro pensamiento y saber considerar la complejidad de los cambios emocionales.
  • Regulación emocional: dirigir y manejar las emociones tanto positivas como negativas de forma eficaz.
La I.E. es básico para poder avanzar en la vida, evolucionar sin dejar que los problemas con los que nos vamos a encontrar diariamente nos hundan. Podríamos decir que la I.E. es una actitud ante la vida, y desgraciadamente la mayor parte de la población no está formada en estos menesteres. Una de las citas más fieles que reflejan esta filosofía, a mi parecer, sería la de Thomas Alva Edison:

"No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de como no hacer una bombilla."
  • Nota: respondiendo a un periodista que le recordó que había cosechado casi mil intentos fallidos antes de dar con el filamento de tungsteno.
El otro ingrediente que complementa la Inteligencia Emocional, es la creatividad. Soy un fiel defensor de la creatividad, porque si la I.E. es una actitud, el desarrollo de la creatividad es la herramienta que nos hará encontrar el camino hacia el éxito (ya sea personal como profesional). 

Dentro de la creatividad, destaca el pensamiento lateral (lateral thinking). Esta idea se caracteriza por producir alternativas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual.

La idea central es la siguiente: al evaluar un problema existiría la tendencia a seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.), lo cual limitaría las soluciones posibles. Con el pensamiento lateral sería posible romper con este patrón rígido, lo que permitiría obtener ideas mucho más creativas e innovadoras para representar todos esos caminos alternativos o desacostumbrados, que permiten la resolución de los problemas de forma indirecta y con un enfoque creativo. 

Si tuviera que definir con mis palabras de una manera rápida y sencilla los dos conceptos mencionados, la inteligencia emocional sería la actitud de levantarnos cada vez que nos caemos y persistir en la lucha del problema aprendiendo de nuestros errores y evolucionando, y el pensamiento lateral serían las llaves que harían posible vencer ese problema desde diferentes perspectivas. El tercer y último punto a formar, aunque no menos importante, sería el desarrollo de la imaginación, lo cual nos permitiría visualizar el camino que queremos seguir.

Cuando realizo una excavación, primero tengo que documentarme, luego utilizar la imaginación, ya que tengo que visualizar lo que hicieron los miembros de la cultura investigada, tercero tengo que llevarlo a la práctica y digerir los errores que haya podido cometer durante mi visualización (I.E.). La constancia hará que al final llegue a mi objetivo... pero si al final no lo consiguiera, tendría que empezar a aplicar el pensamiento lateral para incentivar mi creatividad y buscar aquellos caminos que inicialmente no se me habrían ocurrido por estar obcecado en los parámetros tradicionales. Eso es lo que hago en la práctica y lo que intento transmitir a mis alumnos universitarios.

Alfons Abulí - Arqueólogo (Barcelona)

 

1 comentario:

  1. Ejemplo de pensamiento lateral:

    Tienes una cerilla y tienes que encender una vela, una estufa y una chimenea... que enciendes primero???..... ...... ......
    La cerilla! pensaste en otra opción? quién te dijo que solo había tres opciones...??? suponer es limitar!

    ResponderEliminar