Páginas vistas en total

Bienvenidos al Blog de David de Pedro






No sé como habéis aterrizado en este blog, pero poco importa, estáis aquí y os doy la bienvenida. Espero que paséis un rato ameno porque es de lo que se trata y que aprendáis tanto de mis errores como de mis experiencias, que compartáis la realidad y opiniones a ojos de mis personajes para que los entendáis más. A veces son reivindicativos, a veces muestran ese Mr. Hyde que en un momento dado todos llevamos dentro.

Hasta el momento de su publicación, os dejo con un pequeño aperitivo, el book trayler de mi novela. Como siempre, os invito a que hagáis vuestros comentarios, que mejorarán con mucho este blog.

Soy consciente que vuestro tiempo es oro, y por eso os agradezco vuestra atención. Como dijo Benjamin Franklin: Si el tiempo es lo más caro, la pérdida del mismo es el mayor de los derroches.

Volved cuando queráis.

Gracias,


David de Pedro




P.S.: Por cierto, aquí tenéis el link de La Revelación de Qumrán en Amazon, y si no tenéis kindle y lo queréis leer por ordenador, os podéis descargar el software clicando aquí. También podéis visitar mi nueva página web: www.daviddepedro.com

sábado, 29 de octubre de 2011

Realidades de un novel

Cuando estás intentando publicar y escarbas un poco, te enteras de unas cuantas cosas que hacen que abras los ojos ante la cruda realidad, que nos espera a los escritores noveles que deseamos que algún día se edite alguno de nuestros manuscritos. Según varias entrevistas que he realizado a diferentes personalidades del mundo de la distribución y de la venta de libros, te enteras que: Las editoriales sacan unos 75.000 títulos al año, y que de estos, mil, a lo sumo, suelen ser de escritores noveles. El resto son de escritores consolidados, de personajes mediáticos que no tienen suficiente con el share que puedan tener en los mass media y que tienen sus propios narradores que sin decir mucho o nada de interesante, en seguida copan el mercado restándonos oportunidades, y para finalizar pero no menos importante, las traducciones de autores extranjeros. Porque a diferencia de otros países donde suelen dar prioridad a los de casa, aún estamos en un país donde lo foráneo suele percibirse mejor que lo nacional.

Una librería con mucho movimiento, suele entrar unos 25.000 libros al año... y suele devolver entre un 40% y un 50% de lo que se ha dejado en depósito en el punto de venta. El libro en cuestión, suele estar como mucho, unos quince días en el aparador (para un escritor novel) y en caso de que no se haya vendido ningun ejemplar durante la primera semana, lo relevan de su posicionamiento para dejarlo enterrado bajo las novedades que van llegando, ya que además, como que las editoriales tienen problemas para vender, hacen tiradas más pequeñas pero para contrarrestar imprimen más variedades. Para no quedar relegado y mantenerse en el candelero, hay que promocionar continuamente el manuscrito, ya sea a través de los medios de comunicación, de las redes sociales o de las librerías (intentando en estas últimas, no llenar las presentaciones de amigos y/o familiares, que ya de por sí, te comprarían tu obra). O sea, que escritor novel, como no seas un vendedor nato y luches con uñas y dientes por tu creación, lo tienes crudo para poderlo llevar a buen puerto. 

A todas las dificultades mencionadas anteriormente, hay que sumar los costes que representa y conlleva la apuesta editorial por una obra. Ésta se encarga de corregir, promocionar, distribuir, editar, almacenar, manipular, reponer y destruir el producto con los costes que representan en cada área, sumando además, los gastos del staff y de los lectores que aprueban o no los escritos antes de editar. A la tienda, le toca manipular y ocupar un espacio, en el que depende de la ciudad será más o menos caro el metro cuadrado, a la espera de vender alguna unidad, y finalmente al autor, que "sólo" ha escrito una historia y que se lleva un pequeño porcentaje del trabajo. Aunque eso sí, si se publica, da trabajo a muchísima gente.

Para finalizar, una última reflexión. Cuando se habla de macro economía, a veces la gente no suele darle importancia a lo que suceda en el resto del mundo, y además desconoce totalmente los efectos colaterales que esto puede conllevar. Tiene gracia (por no decir otra cosa) ver como unas hipotecas basura que en su día se realizaron en Estados Unidos de América han acabado, entre otras muchísimas cosas, con la posibilidad que a fecha de hoy un autor pueda llevar su objetivo en España.

David de Pedro 

domingo, 23 de octubre de 2011

Hackers, los lobos de internet

Soy lo que la gente llamaría un friki de la red, de los que crecieron tomando a Blade Runner como referencia y de los que se emocionaron con la trilogía de Matrix. Empecé con curiosidad en el mundillo de la informática, ya que se podría decir que dentro de mi vida social tenía bastante tiempo ocioso. Como me gustaban los videojuegos, pensé que sería curioso hacer el mio propio, una cosa llevó a la otra, y acabé contactando con otros frikis de las computadoras. Una vez alguien me retó sobre si sería capaz de entrar en una página gubernamental y cambiar alguno de sus parámetros de programación. Fue divertido. La verdad es que el mundo está en manos de los hackers. No me incluyo, ya que sólo soy un aficionado. Pero son cosas a tener en cuenta, ¿No? ¿Cuántas veces hemos visto películas donde los robots tomaban los mandos? ¿Y los ataques terroristas? ¿Alguien se ha quedado sin corriente eléctrica en plena jornada laboral? Los que dependemos de un ordenador, no somos nada sin energía. Estamos desconectados. No quiero ser alarmista, pero Albert Einstein dijo que él no sabía con que armas se desarrollaría la tercera guerra mundial, pero la cuarta, se haría con palos y piedras. Personalmente pienso que se equivocaba... porque para la tercera guerra mundial, no hacen falta armas de destrucción masiva, sino un ordenador, conexión a internet y unos pensamientos atroces. Cuando quisieron hundir a los Estados Unidos, le pegaron donde más le podía doler, en su orgullo y en su economía. ¿Y la economía que es? Números volátiles que vienen y van según los miedos de los inversores... Lo dicho, el mundo está en las manos de los hackers.

Tomás Castro - Informático (Girona)

jueves, 20 de octubre de 2011

La crisis

En mi vida he pasado situaciones dramáticas, que desde luego no desearía que le pasara a nadie. El hecho de ser inmensamente rica no me ha ayudado en nada, más bien al contrario. Cuando la gente sabe de mis negocios, me tienen envidia, y lo que no saben es que yo les envidio a ellos. Ahora la crisis intenta desvelarnos una realidad, pero parece que la población no la sabe ver. Sólo unos cuantos, los indignados, han hecho frente a una situación política corrupta e ineficiente. Ellos han traspasado la oscuridad del caos y se estan moviendo para mostrar el mundo real como si de matrix se tratara. Los grandes gurús económicos han fracasado, no supieron ver lo que se nos venía encima y ahora, son los mismos que dicen si Grecia se hundirá o si España genera confianza o no. Juegan con nuestras vidas con sus especulaciones. Son los que dicen que no podremos pagar las deudas y los que al día siguiente provocan que el mercado desconfíe, los intereses suban y el pobre trabajador se endeude un poco más a final de mes porque la losa de la hipoteca se hace mas grande. Esos gurús que hacen que a los empresarios les cueste más conseguir pólizas de créditos y que puedan generar riqueza para alimentar a una maltrecha población que cada vez más, engrosa la cola del paro. Esos, que obligan a los gobiernos a recortar en sanidad, educación, los sueldos de los funcionarios y quién sabe que más, haciendo que sus efuerzos queden en nada debido a un incremento de los intereses de las deudas gubernamentales. Pero no pasa nada. Esos gurús no están solos... también tenemos a una clase dirigente capacitada... para hundirnos. Ellos son los que hacen líneas de AVE que se tienen que cerrar por no tener usuarios, o hacen aeropuertos que después de los años, no tienen licencia para que los vuelos aterricen. Son los que cuando han agotados inutilmente los recursos económicos de la sociedad, cogen sus coches oficiales y se van a una gran cena pagada con dinero público. Son los mismos que cuando cesan de su cargo, cobran una pensión vitalicia porque cuando hicieron una mala gestión económica, quedaron exhaustos en su incompetencia. Pero por suerte para nosotros, los políticos y los gurús no estaban solos... la banca, como no podía ser menos y aportó su granito de arena. Se lucró regalando hipotecas a gente que sabía que no tenía el poder adquisitivo suficiente para mantener unas viviendas, que a todas luces, estaban fuera de su alcance. La misma banca que alimentó la especulación que crearon los tiburones de la construcción y que cuando vieron que ya no podían mantenerse, pidieron al estado que le prestara dinero público para que pudieran pagarse las jubilaciones millonarias mientras expropiaban a aquellos a los que habían enjabonado mientras firmaban ante el notario, un papel que más tarde les acabaría arruinando la vida. Aquellas víctimas que con parte de sus impuestos, habían dejado indirectamente un capital que teóricamente tendría que servir para revertirlo al pueblo y a las empresas, para volver a sanar el maltrecho flujo económico pero que sólo sirvió para pagar sus deudas bancarias con otras entidades financineras. Políticos, gurús, grandes constructoras y banqueros... todos culpables, aunque en un exámen de consciencia, nosotros tampoco podemos quedarnos exentos de culpa. Pero la crisis no acaba aquí, ni puede acabar con nuestra fortaleza. Tenemos que vencer y aprender de estas adversidades. Porque esto sólo lo arreglamos entre todos. Tengo suerte de haber conocido a Oscar. Él me ha abierto los ojos.

Helena Cos - Empresaria (Andorra)

martes, 18 de octubre de 2011

Saber o no saber, esa es la cuestión

- Yo se, tú sabes, él sabe, nosotros sabemos, vosotros sabeis, ellos no saben...
Helena, todo lo que hemos descubierto lo tendríamos que hacer público. La gente merece saberlo. Se tendría que acabar con la hipocresía, estoy harto de todo lo que nos han mentido todo este tiempo. Si wikileaks lo supiera no dudaría en notificarlo a los cuatro vientos. Julian Assange sí que los ha tenido bien puestos, no le ha importado las consecuencias de sus revelaciones... Todo lo que hemos pasado mientras intentábamos descubrir el significado del papiro que nos legó tu marido. Sé que siempre pasará lo mismo, nosotros lo revelaremos y luego habrán otros poderes fácticos que lo desmentirán, desinformarán a la población como siempre se ha hecho. Los políticos, las órdenes religiosas, los poderes financieros que todo lo tocan y corrompen, ellos son los culpables... aunque nosotros tampoco estamos exentos de culpa. Nos hemos dejado guiar como corderos, ha sido fácil para nosotros seguirlos y echarles la culpa desde la distancia. Fíjate en los movimientos que resurgen de una sociedad agotada por el vandalismo de sus dirigentes. Nosotros podemos colaborar. Difundamos nuestro descubrimiento. ¡Ellos tienen que saber!

Oscar García - Consultor financiero (Girona)

lunes, 17 de octubre de 2011

Reflexiones de una periodista

¿Quién me lo iba a decir? Me traslado de Barcelona a Girona pensando que tendría más tranquilidad, y mira tú por donde, la única cosa que consigo es meterme en unos berenjenales de órdago. Bueno, por lo menos tengo material para ir haciendo mis columnas semanales.Con un poco de suerte, puede que incluso consigamos ganar el Pulitzer con el equipo que hemos conseguido montar Miranda Roval y yo. Porque desde luego el reportaje se las ha traído...
De todas maneras, es una lástima que sea tan adicta al periodismo de investigación... no consigo ordenar mi vida sentimental ni por casualidad. Pero bueno, parece que ahora mismo los españoles estamos, a nivel internacional, en alza, tendremos que aprovechar el tirón. Fíjate, en los deportes tenemos a la selección española de fútbol, baloncesto, balonmano, hoquei patines, en individuales, a Nadal, Lorenzo, Pedrosa, Alonso y un largo etcétera.  Con los artistas, nos pasa tres cuartos de lo mismo, como con Bardem, Paz Vega, Almodóvar y otro largo etcétera. Y con los escritores, pues parece que también, fíjate en los noveles Fernando Trujillo, Armando Rodera y Xabier Giménez Sasieta, líderes de venta en Amazon. Con un poco de suerte David de Pedro también se posicionará entre estos grandes noveles. De momento, La Revelación de Qumrán ha tenido buenas críticas... 
Bueno, mejor que me deje de divagaciones, y me concentre en cuál será mi próximo reportaje.

Carol Castro - Periodista (Girona)

viernes, 14 de octubre de 2011

Sergio Cossa: Taller de Narrativa S.A.D.E. Río Cuarto

Sergio Cossa: Taller de Narrativa S.A.D.E. Río Cuarto: Cuatro Ríos de Letras...


Los miércoles, entre la despedida de la tarde y el hola a la noche, participo en un taller de narrativa de ...

jueves, 13 de octubre de 2011

El Reality de Internet

Buenas,

Hoy estaba pensando en las similitudes que pueden tener un programa reality televisivo con algunos blogs... al fin y al cabo, en el segundo te muestras ante miles de millones de personas, bueno, puede que me haya pasado ya que no creo que tenga tantos visitantes ;), pero en fín, ya me entendéis. Muestras tu manera de ser y descubres tus experiencias, tus sueños ocultos y en mi caso también los conocimientos que pueda ir adquiriendo a través de este mundo virtual. No creo que llegue a ser el wikileaks de los blogs pero como os comenté en algún otro post, mi objetivo es crear los suficientes productos para que os sintáis en vuestra casa y os lo paséis bien viniendo a visitarme. Como siempre, os invito a comentar y aportar cualquier tema del que os apetezca hablar o que comente en alguno de los posts. Como esto es una comunidad en la cuál todos tenemos una cosa en común (y no me refiero a una de las palabras más cotizadas en google adwords), os iré poniendo links de otros escritores, nóveles y consolidados, y de cualquier página que crea que pueda ser de vuestro interés. Por cierto, lo que entiendo que tenemos en común, es la curiosidad.

David de Pedro

miércoles, 12 de octubre de 2011

El embrión de La Revelación de Qumrán

Una vez, oí una bella historia en la que un rey felicitaba a un escultor por realizar magníficas obras de arte. Curioso, el monarca le preguntó:
- ¿Donde has aprendido estas técnicas tan maravillosas que hacen que tus trabajos sean tan abrumadoramente cautivadores?
A lo que el profesional del cincel le respondió humildemente:
- Mi señor, estas figuras a las que usted se refiere, no las he hecho yo, sino que ya estaban en el interior del bloque y sólo me he limitado a dejarlas salir...
Creo que cualquier escritor, sabe que tiene una historia o muchas que contar y sólo es cuestión de tiempo que salgan a la superficie. En mi caso, empecé la Revelación de Qumrán hace doce años aproximadamente y los primeros capítulos surgieron con una pasmosa fluidez. Siempre me había imaginado que escribiría una novela. Luego, por motivos personales, lo dejé, y el tiempo pasó quedando el escrito aparcado pero no olvidado. Un buen día, el sentimiento volvió a emerger y con el apoyo de mi esposa, volví a ponerme ante el teclado, y digo apoyo, porque no es lo mismo realizar las tareas del hogar de manera compartida que individualmente. Evidentemente tuve que cambiar cosas, de la peseta habíamos pasado al euro, etc. Un año más tarde y muchas noches sin dormir y otras, durmiéndome ante la pantalla del ordenador, la conseguí acabar. Tenía una novela contra la cuál había hechado un pulso a lo largo de sus quinientas páginas para evitar que los ánimos de los lectores decayeran y se volviera una lectura insufrible. Os puedo asegurar una cosa, cuando escribo siempre os tengo en mente, y busco provocaros, sorprenderos y generar el máximo posible abanico de sentimientos para que mi obra no os deje indiferentes.

Hasta el próximo post,

David de Pedro

La perseverancia del Blog

Hola seguidores,

Aunque cuando escribes las entradas, tienes la sensación de que nadie te lee, luego recibes por sorpresa un comentario que te hace ver que sí, que estáis ahí, ocultos en el anonimato. Hoy estaba hablando con un amigo y me ha hecho ver un aspecto que antes consideraba importante, y ahora primordial. Me comentaba, que él era seguidor sistemático de unos cuantos blogs, y que cuando no encontraba ninguna novedad o apunte en alguno de ellos, se disgustaba... bueno, pues he aquí mi compromiso. Cada semana actualizaré varias veces el blog y aportaré algún dato interesante sobre el entorno de la Revelación de Qumrán  y su promoción, o sobre la de otros escritores nóveles que se encuentran en un caso similar, de la siguiente novela que estoy escribiendo, etc. Como os dije el otro día, he abierto mi comercio virtual en forma de blog y tengo que ofreceros buenos productos en forma de posts para que "compréis". ¿Cómo? Con vuestras visitas y recomendaciones, con eso me doy más que pagado... y claro, cuando publique, como no, también estaría bien que adquirierais la novela, para qué engañarnos, ¿No? De todas maneras espero haber cubierto vuestras expectativas a lo largo de esta travesía por el desierto. Como siempre, se aceptan sugerencias, o sea que no os reprimáis.
Un abrazo,

David de Pedro

lunes, 10 de octubre de 2011

Historias para no dormir

Llevo todo el día mirando páginas de otros escritores noveles, gente como yo que ha tenido o tiene sus problemas para poder editar y cumplir con su sueño. Muchos de ellos han escrito sobre las dificultades en el mundo editorial... pues yo añadiré una más, porque dudo que sea el único al que le pase!!!
Tener una idea original, cuesta. Transformarla en una novela sin que decaiga el interés del lector, cuesta. Que alguien la publique, cuesta... que sepas hacer un blog... no te digo nada! Porque claro, una vez has cumplido con tu obra, para lo cual te has documentado lo máximo posible y por triplicado (para asegurar no meter mucho la pata), luego tienes que aprender informática. Saber como se hace un blog, una página web, como funcionan las redes sociales... todo eso paralelo a la búsqueda de editoriales y de entender el mundo de los lectores profesionales y demás. Ser escritor nunca ha sido fácil, pero además convertirte en promotor de un entorno tan cambiante como el nuestro, ni te explico! En mi caso, voy a marchas forzadas porque ya me ha costado hacer el blog (que por cierto, espero que os guste) pero luego lo tienes que llenar de contenidos atractivos y llamativos, y luego, como si de un comercio en fase de inauguración se tratara, tienes que conseguir que la gente lo visite, se quede, comente y te publicite positivamente. Bienvenidos al mundo real, donde uno se tiene que vender constantemente. Ya os iré explicando poco a poco, ya que el siguiente paso será hacer una página web. Las redes sociales, no distan mucho de la filosofia del blog, con el agravante de que encima te limitan en carácteres, o sea que lo bueno, y breve, dos veces bueno (como podréis comprobar, el vocablo breve no encaja mucho en mi manera de ser...).

David de Pedro

domingo, 9 de octubre de 2011

Primeros días de vida

Como la propia novela, este blog se inició hace bastantes días (aunque no tantos como el proyecto). Ahora, con el formato acabado, sólo queda añadirle mis pensamientos, aventuras y desventuras como escritor. Todo se andará, porque si una cosa nos ofrece la red, es la de llegar a todas aquellas personas que estáis en el anonimato. Una vez formalizado el blog, quedará dirigir mis próximos esfuerzos a la realización de una página web y de comenzar mis pinitos en las redes sociales.

David de Pedro 

sábado, 8 de octubre de 2011

Objetivo


Cuando construí este blog, mi intención era promocionar una novela que en principio iba por buen camino. Es decir, había llegado a un grupo editorial de renombre e incluso la dirección de la misma había valorado notablemente la obra. Cosas del destino, la crisis y las elecciones acabaron enterrando la ilusión que me había creado con bastante fundamento. Quién no piense que en este mundo todo está relacionado, se equivoca. Los principios de la macro economía se basan en la interacción de nuestro entorno, pues sin ir más lejos, el de la edición de un libro también. Este no es ni el principio ni el final de mi historia, sencillamente es un inicio con los que seguramente más de uno en la red se habrá encontrado.

David de Pedro