Páginas vistas en total

Bienvenidos al Blog de David de Pedro






No sé como habéis aterrizado en este blog, pero poco importa, estáis aquí y os doy la bienvenida. Espero que paséis un rato ameno porque es de lo que se trata y que aprendáis tanto de mis errores como de mis experiencias, que compartáis la realidad y opiniones a ojos de mis personajes para que los entendáis más. A veces son reivindicativos, a veces muestran ese Mr. Hyde que en un momento dado todos llevamos dentro.

Hasta el momento de su publicación, os dejo con un pequeño aperitivo, el book trayler de mi novela. Como siempre, os invito a que hagáis vuestros comentarios, que mejorarán con mucho este blog.

Soy consciente que vuestro tiempo es oro, y por eso os agradezco vuestra atención. Como dijo Benjamin Franklin: Si el tiempo es lo más caro, la pérdida del mismo es el mayor de los derroches.

Volved cuando queráis.

Gracias,


David de Pedro




P.S.: Por cierto, aquí tenéis el link de La Revelación de Qumrán en Amazon, y si no tenéis kindle y lo queréis leer por ordenador, os podéis descargar el software clicando aquí. También podéis visitar mi nueva página web: www.daviddepedro.com

jueves, 29 de diciembre de 2011

Racismo, el peligro del uso de una palabra

Los afrikáners son mis ídolos. En pleno siglo XXI han conseguido evadir la integración racial y mantener el apertheid después de la revuelta de Mandela. Su máximo exponente: Oranía. Para quién no lo conozca, Oranía es un asentamiento sudafricano situado en el río Orange donde no se permiten la entrada a los negros. Habrá gente que se pregunte cómo puede ser eso; pues sencillamente porque en el inicio del declive del apertheid, Carel Boshoff creó una empresa juntamente con otras cuarenta familías afrikáners que compró un terreno para poder crear su asentamiento particular. Tan grande cómo que en la actualidad residen mil setecientos habitantes, tienen su bandera e incluso su propia moneda. Han conseguido lo que muchos anhelamos, la pureza de la raza. Luego encima, los tildarán de racistas... qué ironía. 

En España este vocablo se ha convertido en una arma de doble filo. Una parte de los inmigrantes han sabido explotar a la perfección los temores de una fracción de la población ante esta palabra. No quieren ser señalados con el dedo acusador del racismo, y ante eso, ceden a las subyugaciones de unos indeseables que se aprovechan, entre otros, de las debilidades de las administraciones. Éstas, ofrecen unas facilidades que no tienen para las familias pobres del país, aunque para ser sinceros, me da lo mismo que las clases bajas se enfrenten entre ellos por un mendrugo de pan. Lo que no me hace gracia, es que los inmigrantes se extienden como una epidemia que va contagiando a la sociedad, carcomiéndola, y como toda enfermedad contagiosa, siempre acaba llegando a los órganos vitales. Hay que erradicar esta invasión llegada de fuera que no nos llevará a buen puerto. La causticidad del racismo, es que muchas veces, los que más nos acusan de segregacionistas, son los primeros que protegen sus mujeres, sus religiones y en general los que no se quieren integrar en la cultura del país que han invadido pero sí imponer la suya. Ante cualquier afrenta que con otro conciudadano del país quedaría como tal, o sea una afrenta normal y corriente, ante ciertos inmigrantes queda como acto de discriminación. Ya que muchos de ellos lo saben y juegan esa baza, y los que no, por falta de cultura, también imitan a lo que les dicen sus compatriotas antes de creer en las bondades de los habitantes del país al que han invadido, sin tener en cuenta en ningún momento como se sentirían ellos si les hicieran lo mismo en su propia casa. Los extremos son malos. Aún podría entender que alguien se fuera a otro país para ganarse la vida y luchar por sus sueños, es lógico y lícito, ya que yo haría lo mismo en un momento dado. Pero cuando los invasores se aprovechan de las debilidades de un pueblo que teme el qué dirán, no queda más remedio que posicionarse en el extremo opuesto y luchar por erradicar la ocupación. A mi me da lo mismo que me llamen racista, hijo de puta, o cualquier otro sustantivo peyorativo, hay que hacerse respetar, ya que es lo mínimo que se le tiene que exigir a alguien que sobrepone su cultura a la del país que lo acoge. Eso no quiere decir que no entienda que ellos quieran mantener sus raíces. Pero bueno, después de esta disertación, sólo puedo resumirlo como que hay que aplicar una vacuna inmediatamente antes de que sea tarde, sobre todo para aquellos de religión musulmana que encima se distancian más de nosotros. Personalmente tengo la suerte de no tener que relacionarme con esta gentuza.

Volviendo al principio del comentario, me encanta la ironía de Oranía en un país africano, ya que es a lo que a la postre podemos llegar a aspirar en este país si dejamos que se asienten como lo hicieron los afrikáners en sudáfrica... eso sí es humor negro.

José Luís Sabater - Abogado (Girona)   


miércoles, 28 de diciembre de 2011

Entrada número 1000

Pocas veces me he sentido tan triste como ahora. Me acabo de enterar por Facebook que un buen amigo mío ha muerto. Que murió repentinamente la noche del 24 de diciembre. No había nada que presagiara su fallecimiento, como mucho, la alegría con la que se tomaba las cosas y su rechazo a no dejar de disfrutar de los pequeños placeres que podía obtener del día a día. Me hacen gracia las ironías de la vida... hoy precisamente he visto un e-mail suyo que me envió el 23 y que aún no había abierto... Me decía que la entrada número 1.000 le pertenecía, ya que a veces entraba más de una vez para animarme. Otras veces, al ver cuanta gente había entrado en el blog, me enviaba un e-mail diciéndome: ya tienes tantas visitas! 

Escribo esto mientras lloro su pérdida, con dolor y notando el sabor de las lágrimas saladas que recorren amargamente mis mejillas. No me da vergüenza decirlo, porque era una persona que se lo merecía... ¿Por qué lo cuelgo en el blog? Por que le debo mucho. Por que fue la persona que me impulsó a luchar por editar, que me ayudó en mis inicios ya que él conocía muy bien el mundo editorial, porque estaba detrás de cada decisión que yo tomaba. Comíamos, charlábamos sobre el futuro, sobre cual camino tenía que coger y cual no, comentábamos los post y... lo hecho de menos. Esta entrada, se la dedico a él, donde quiera que esté, como ya tenía pensado hacerlo en la novela en caso de que me la publicaran.

Era una persona generosa y muy, muy bondadosa. Daba ejemplo a sus trabajadores, y siempre era uno más. Vivió la vida con alegría, nunca lo vi enfadado y siempre a punto de ayudar al prójimo. Siempre he dicho que a los difuntos no hay que recordarlos con tristeza, que no hay que llorar (aunque esto es del todo inevitable) y que tenemos que esforzarnos por rememorar aquellos buenos momentos para que perduren en nuestra vida. Para honrarlos. Es un concepto difícil de asimilar, pero estoy dispuesto a ser congruente con mi manera de pensar. Me duele pensar que todos los proyectos que teníamos comunes, que las cenas que teníamos que hacer después de estas fiestas, que las charlas que íbamos a mantener, ya no serán posibles. Ese vacío no lo voy a poder llenar, porque era una persona diferente, de las que valen la pena tener al lado. La vida es como un tren en el cuál suben y bajan los pasajeros... algunas veces intercambias un saludo entre parada y parada... a veces te acompañan durante un largo trayecto. No todo el mundo que se cruza en nuestras vidas valen la pena, pero las que sí, hay que cuidarlas, mimar la relación, porque personas así, no hay tantas. Tengo dos opciones, o quejarme de que se haya ido (que no dejaré de hacerlo) o agradecer al destino el que nos hayamos cruzado. Me siento honrado de que él quisiera compartir su tiempo conmigo. Me siento orgulloso de haberlo conocido. 

He escrito este panegírico consciente de que el hecho de que ya no vayamos a compartir más aquellos buenos momentos, va a ser muy difícil de interiorizar. No puedo creer que ya se haya ido. Tenía 53 años.

Batet, donde quiera que estés, seguro que piensas que soy un sensiblero, pero quiero que sepas que siempre estarás dentro de mi. Pásatelo bien.

David de Pedro




martes, 27 de diciembre de 2011

Razones para creer...

El espíritu navideño me embriaga por encima de todo. Los sueños y las ilusiones son vitales para poder llevar una vida digna ya que nos motivan a luchar, a movernos y no quedarnos estancados. 

Tener hijos aporta muchísmas cosas, pero una de las que más destacaría a parte de las ilusiones, sería la inocencia con la que viven... és mágica. Cuando vives en el mundo adulto, con las obligaciones e interacciones con el resto de las personas que nos rodean, y luego vuelves a mirar a los pequeños, te preguntas: ¿En qué momento aquel niño perdió su inocencia y se "estropeó"? ¿Cómo pudimos permitir que sucediera esto? Los niños a los que estamos influyendo hoy, serán los que nos dirigirán mañana, los que provocarán guerras, los que matarán y robarán... o también podemos hacer que ayuden a las otras personas, que sean altruistas, que cuiden el medio ambiente... eso está en nuestras manos ahora, ya. No nos podemos olvidar de nuestras responsabilidades.

Dudo que a Coca Cola le moleste que le haya robado el eslógan de Razones para creer, pero es justo, viendo las noticias diarias que cada uno, en nuestros respectivos paises, tenemos que soportar. Personas que arreglan desinteresadamente pisos afectados por los terremotos, comidas para indigentes, immigrantes que devuelven números de lotería... aún queda buena gente, ¿Lo eres tú? La idea no es original, pero ¿Por que no se revive la idea que salió en la película Cadena de Favores (Pay it forward)? Cada persona tiene que ayudar a tres más, a cambio de que éstas se comprometan a hacerlo a su vez a tres más. ¿Es ser demasiado inocente pensar así?.
Conozco a un escritor novel que se llama David de Pedro, de hecho, ¡Él me creó! Como decía en el principio del post, los sueños y las ilusiones son vitales. Razones para creer, es ver al español José Angel Mañas. Su primera novela fue Historias del Kronen, de la cuál surgió la película con el mismo título. Otro ejemplo, del mismo país, que se podría citar sería Antonio Garrido, autor de La Escriba, obra publicada en trece idiomas. Kathryn Stockett, también se podría sumar a la lista de los afortunados, esta vez en suelo estadounidense y en el género poético (aún más difícil), y el más conocido por su irrupción en el mercado literario, sería el de Joanne Rowling, más conocida como J.K. Rowling autora de Harry Potter. Rowling fue rechazada por doce editoriales antes de que apostaran por ella, y cuando lo hicieron, le dieron poca esperanza. Hay muy pocas personas que se encuentren en la cumbre, ya sea literaria o en cualquier otra especialidad, que no haya sufrido, que no haya luchado y que no se haya desesperado, pero la constancia lo es todo en este mundo. No hay que desfallecer y continuar soñando, porque como he dicho al principio del post: Los sueños son los motores de nuestra vida.

Oscar García - Consultor financiero (Girona)  

sábado, 10 de diciembre de 2011

Caminante no hay camino, se hace camino al andar

Vuelvo a estar por aquí otra vez, con esta frase de Antonio Machado como bandera... Tiene toda la razón, nuestro destino lo marcamos nosotros mismos ya que cada día aprendemos alguna cosa nueva, y personalmente,  desde que empecé este blog hasta la fecha de hoy, mi ritmo de aprendizaje ha sido bastante más superior que un apunte por día...
Algunos ya habéis visto un poco la evolución del mismo, que espero os esté gustando, me encanta ver como tengo visitantes de Estados Unidos, Rusia, Argentina, Venezuela, Brasil e incluso desde Ucraína. Eso me obliga a generar contenidos más globales (me encantan los retos) y aunque mis personajes han tratado algunos temas sobre la realidad del panorama español, desgraciadamente los podemos extrapolar a nivel mundial. Los mensajes de aliento que recibo sobre los mismos me hacen ver que vamos por el buen camino: ¡Gracias!

Dicho esto, os explico que después de haber finalizado el book trayler del que ya podéis disfrutar del resultado, también he dado por acabada la nueva portada que al igual que la primera, transmite el misterio que espera despertar La Revelación de Qumrán. Gracias Sergi

Actualmente estoy trabajando en el diseño de la página web y cuando crea que ya está lista, no dudéis que os la presentaré. Mientras, también estoy en contacto con una editorial que están evaluando el manuscrito, segun me han comentado, a finales de este mes o a mediados del siguiente, estaran en disposición de darme su valoración. A todo esto, la segunda novela que llevaba escrita por la mitad, se ha quedado parada, ya que desgraciadamente mi tiempo no da para más. Supongo que a partir de Febrero todo volverá a la normalidad. Cuando finalicé La Revelación de Qumrán, no me imaginaba todo lo que se me venía encima: múltiples correcciones, envío de la novela a diferentes editoriales con largas esperas, presencia en redes sociales, averiguaciones sobre los funcionamientos  de los diferentes programas informáticos (web, book trayler, blog...), conocimientos legales sobre derechos de autor, traducciones...,  funcionamiento sobre las editoriales tradicionales, las de copago, las de autoedición, sobre los e-books, sobre los canales de distribución y las librerías, y a todo esto, los márgenes que ya suelen estar marcados. Es muy importante tener un conocimiento del entorno, porque lo que se creó como un hijo nacido de nuestras entrañas, se convirtió en un producto en el mismo momento en el que se inició el proceso de búsqueda de publicación para llegar a nuestros posibles lectores... un producto, sobre el cuál el riesgo económico lo asume (dependiendo de la opción que hayamos escogido) íntegramente la editorial y en estas épocas, esta es mucha responsabilidad para el lector editorial y la propia editora que se juegan su puesto de trabajo ante sus apuestas. Cualquier escritor tiene que tener en cuenta esta realidad cuando acaba su obra.

El otro día me encontré por casualidad con Santiago Segura, un famoso actor, director y guionista de nuestro país y le abordé. Tenía curiosidad por saber un poco más de su mundo, tan lejano al mío. Después de unos minutos de sorpresa ante lo surrealista de la situación al menos por mi parte (entiendo que para él no lo debería ser tanto ya que los famosos deben de estar acostumbrados a ese tipo de asedios, aunque también entiendo que hay mucho loco por ahí y que siempre hay que estar a la espectativa), le hice una pequeña entrevista in situ de como veía él el panorama nacional para los escritores nóveles. Sin entrar en muchos detalles, sí haré una pequeña transcripción de su opinión que describe a la perfección nuestra actualidad: 

- Es una mierda. Cualquier artista novel se puede pudrir literalmente sin que lo descubran aunque tenga sus escritos/músicas/obras en general colgadas gratuitamente en la red y cualquier "famoso" puede ser pirateado por las masas, sencillamente por estar atado a una gran firma, siendo su trabajo mediocre o peor que el del desconocido. Realmente lo tenéis jodido.


Tengo que decir que Santiago Segura se merece todo mi respeto. Es un hombre que se ha hecho a sí mismo y que ha conseguido llegar hasta lo más alto, aunque no por eso se relaja y deja de trabajar. Él es un claro ejemplo de que sus creaciones son productos que hay que comercializar en todo momento, y lo demuestra en las promociones de sus películas. Cuando me dió su opinión, un tanto negativa sobre nuestro futuro, la dió sobre su conocimiento de lo que cuesta llegar a ser algo. Considero que es una persona implicada con la causa (estaba leyendo el libro de un escritor novel que se había autoeditado y le había vendido el libro en la calle) y que lucha y critica el sistema.

Santiago, si por casualidad llegas a leer este post, desde aquí te doy las gracias por tu atención ya que me ha servido de mucho y espero que para vosotros, lectores y seguidores, también.


Aún así, os daré mi punto de vista:

La vida es una partida, y personalmente, sólo dejaré de jugar cuando yo quiera, no cuando mi entorno lo decida por mi o que mis propios miedos y temores me intenten vencer. 
La naturaleza nos enseña que tenemos que evolucionar de la misma manera en que lo hace ella, y no sólo físicamente, sino también emocional y espiritualmente. Los miedos no nos pueden condicionar. Para finalizar nombraré una cita que me encanta:


Elegir, es una elección, no elegir es otra elección, la cuestión es que no se puede dejar de elegir...




David de Pedro



miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Lucharemos o no? ¡REVOLUCIÓN!

Me acuerdo que en su día que hubo un movimiento insurgente que reivindicaba a los políticos más imaginación. Se plantaron en Madrid, en Barcelona y demás ciudades. En algun intento de entrevista, dijeron que no eran antisistema, pero que no querían caer en los mismos errores que los políticos, al buscar un lider entre ellos y empezar un nuevo camino. Han abierto una caja de pandora y lejos de ser maligna, la han vuelto a cerrar. Sus reivindicaciones han quedado en nada, porque las han dejado en manos de aquellos a los que critican. Hoy ya no se sabe nada de ellos.

¿Por qué? 
No era la voz del pueblo que clamaba justicia, eran los habitantes de la torre de babel que aunque hablaban el mismo idioma, no sabían entenderse. 

¿Por qué ese miedo a la representación?
Como alguien dijo por aquí, el sistema sólo se lucha con el propio sistema. En este país no hay líderes, hay unos políticos que estan acomodados en sus puestos, que piensan más en sí mismos que en el pueblo, que les dicen lo que éste quiere escuchar y que mientras, se suben sueldos (pocos alcaldes evitan esa tentación). A altas instancias, lo hacen más disimuladamente (luego se destapan tramas de corrupción, ya que queda feo que un presidente de una comunidad se lo suba abiertamente). Tengo un amigo, en el que en su pueblo los alcaldes de las tres últimas legislaturas, han sido profesores de instituto, ¿Y que han hecho? Subirse el sueldo. Unos profesores que han equiparado su remuneración a la de altos directivos de empresas privadas que dan beneficios y que no duran ni cuatro años en caso de que no den el resultado esperado. Los indignados decían: si no nos dejáis soñar, nosotros no os dejaremos dormir... una afirmación que dice mucho de su implicación en la revolución.

¿Y esos alcaldes que hacen? 
Desde luego ganarse el sueldo no. Si se tiene suerte, intentan tapar los agujeros que ha dejado la legislatura anterior, sino, intentan hacer obras faraonicas para que la gente se acuerde de ellos y los vuelvan a votar, sin importar que sumen en la más completa miseria la economía de esa población. 

¿Por qué hablo de alcaldes y no de presidentes? 
Porque segun el escalafón jerárquico, primero tienen que venir desde lo más abajo del partido, y ahí cometemos el primer error de base. No son profesionales, sólo son gente que en muchos casos ven una oportunidad para ganarse la vida de una manera diferente y en la que la justificación sirve para todo. Vuelvo a repetir mi pregunta:

¿Por qué ese miedo a la representación? ¿Se puede hacer peor? 
No. Sólo necesitamos PROFESIONALES. Un lider con comerciales, economistas y con don de gentes. Lider porque tiene que dirigir a las masas. Economistas, porque cada uno desde su ministerio, tiene que gestionar unas partidas económicas de vértigo y finalmente, comercial, porque en esta vida todo el mundo tiene que vender. Un alto cargo político que ni siquiera sabe hablar inglés, ni francés... ¡¡¡Por favor!!! ¿Esa persona es la que tiene que vender nuestro país en los mercados internacionales? ¿El que tiene que infundir confianza? En este país la gente no sabe a quien votar. Se decantan por lo que antiguamente era una definición de la izquierda, derecha o centro, cuando a fecha de hoy, esa diferenciación ya no existe. Hacen lo que quieren segun les marque su entorno. Como eufemísticamente dicen: ¿Dónde está la izquierda? al fondo, a la derecha.

No he vuelto a oír nada más sobre la plataforma que se creó. ¿Y las redes sociales? ¿Acaso no han demostrado su fuerza cuando han conseguido que un programa de televisión se quede sin patrocinadores (quedaría por ver el motivo real de los mismos a renunciar a su publicidad en prime time) con el daño económico que eso representa?

Adjunto unas frases que resume muy bien el malestar general:

Políticos
Me sobra mes, al final de sueldo. Se alquila esclavo económico, (habría que matizar para los que no sois de España, que cuando murió la antigua moneda nacional, la peseta, el incremento del coste de vida aumentó en muchos casos por arte de magia un 60%, siendo la administración una de las primeras en aprovechar el tirón).
Se puede acampar para ver a Justin Bieber, pero no para defender nuestros derechos... es un inicio el acampar, pero si no se continua, no sirve para nada. ¡Revolución! 
Políticos, somos vuestros jefes y os estamos haciendo un ERE (Expediente Regulación de Empleo)... ¿De veras se está haciendo un ERE? ¿Dónde? 
Ni cara A, ni cara B, queremos cambiar de disco (ese desde luego tenía una edad para hacer esta pancarta... pero quien va a cambiar el vinilo?). 
Cuando los de abajo se mueven, los de arriba se tambalean... ni en broma. Para hacerlos tambalear, hay que presentar una alternativa política, seria y organizada. Y evidentemente, jugar con sus reglas. Salir sólo a la calle no resuelve nada. 
Nosotros buscamos razones, ellos victorias. Nada que opinar.

Políticos, banqueros y otros especuladores
No falta el dinero, sobran los ladrones (parece que hay algún que otro compañero que ya ha dicho algo similar en este blog). 
Mis sueños no caben en tus urnas... (¿y haces algo por ellos?). 
No es una crisis, es una estafa. (y de las gordas, el pueblo paga las malas gestiones de los ricos, porque los banqueros que se hacen planes de pensiones de 20 millones de euros, desde luego no forman parte del pueblo) ¿Así permitimos que se funcione en nuestro país? La cagas y encima puedes salirte con la tuya tener una recompensa porque lo diga un contrato que no has cumplido?. Un buen mensaje para las nuevas generaciones... ¡Sí señor!
Rebeldes sin casa... primero, puede que no tendrías que haber estirado más el brazo que la manga, pero en caso de que realmente hayas tenido mala suerte... ya sabes, tú sin casa, ellos con una pensión de 20 millones de euros.

Políticos y resto población
No apagues la televisión... podrías pensar. Sólo hay que ver cuales son los programas que tienen más éxito para ver la cultura que emana de la mayor parte de los poros de este país. 
Tengo una carrera y como mortadela. No es malo comer mortadela, podrías comer chorizos y así quitaríamos de un plumazo a una parte de los dirigentes políticos y además te alimentarías, fuera coñas, propician la fuga de talentos de esta tierra. Talentos que darían riqueza, bienestar y un buen futuro al resto de la población. 
Manos arriba, esto es un contrato. Los sindicatos, otros de los que algun día les dirigiré un apartado, ya que tienen lo suyo...


Alfons Abulí - Profesor de Historia y Arqueólogo (Barcelona)



lunes, 5 de diciembre de 2011

Armas de destrucción masiva: Las religiones

Como todo en la vida, los extremos son malos, y en base a esta afirmación, no hay ninguna religión que se salve, desde la católica hasta la islámica, pasando por el gran repertorio de las creencias clásicas y de nueva generación. 

Segun Wikipedia, se puede afirmar que, como hecho antropológico, la religión engloba entre otros, los siguientes elementos: tradiciones, culturas ancestrales, instituciones, escrituras, historia, mitología, fe y credos, experiencias místicas, ritos, liturgias, oraciones... sirviéndole al ser humano, para encontrar sentido a su existencia y dar transcendencia y explicaciones al mundo. Porque no nos engañemos, más de uno necesita saber los por qué de las cosas y no puede soportar vivir en esa ignorancia. 

Esto por sí mismo no es malo, ya que cada uno es libre de sentir y pensar lo que quiera, siempre y cuando no interfiera en la misma libertad que tienen sus congéneres.

Como he dicho antes, la religión también sirve para llenar vacios, ya que responde de una manera más o menos racional sobre todas las preguntas que uno se pueda llegar a formular. Paralelamente a esa necesidad, surgen los líderes con su habilidad innata para manipular a las masas y conducirlas, cual rebaño se tratara, hacia sus objetivos de poder. Por ese motivo es importante tener un mínimo de cultura para discernir entre la vocación y la adulteración. Para matizar, cuando hablo de cultura, no me refiero a tener un mínimo de estudios, sino a lo que ahora se llama inteligencia emocional o capacidad de reconocer los sentimientos propios y ajenos y su habilidad para manejarlos. Así se evita no caer en manos de esos despiadados, que se aprovechan del débil a la vez que afectan, sin ningun tipo de consideración, al entorno más directo de la víctima, generando confrontaciones son sus seres más allegados y que conlleva al distanciamiento promovido por la diferencia de opiniones. 

Personalmente no acabo de entender, como unas doctrinas que se suponen que quieren el bien para sus adeptos, toleren la imposiciones y las pocas transigencias que muestran continuamente, haciendo que su religión sea superior a las otras (cuando muchas parten de los mismos preceptos con los canvios culturales lógicos de su zona) y que tenga que imponerse al resto de los mortales, quieran o no. La religión es mala desde el momento en que ciega a su seguidor y anula su capacidad de raciocinio.

Estos días atrás se hablaba muchísimo sobre los dirigentes políticos y sus incapacidades para gobernar, ya que el poder suele conllevar a la corrupción, pues eso mismo se puede aplicar a las instituciones religiosas. Las creencias están muy bien si eso te hace ser mejor persona, más altruista y más permisivo, pero como todo, ese aspecto positivo se desmorona cuando se manipula a las personas, anulando su personalidad y volviéndolo intolerante sobre la orientación sexual, discriminación de género u otras religiones o credos. 

Sinceramente, me da lo mismo de que religión seáis si eso os ayuda en vuestra paz interior, pero sed tolerantes con las personas y sus creencias, practicad el altruismo y olvidad la hipocresía. Si todo el mundo pensara un poquito más en los demás y menos en sí mismos, no estaríamos en la espiral de destrucción en la que estamos inmersos. No hay que olvidar que todas las guerras se han iniciado o por motivos económicos o por motivos religiosos.

Charles Girbois - Gran Maestre Masón (Andorra)